martes, 16 de junio de 2009

54 Años


Casi 350 argentinos esperan, desde hace más de 54 años, Justicia. El 16 de junio de 1955 un grupo de individuos que detentaban uniformes de la Patria atacaron a inermes ciudadanos en el centro de la ciudad, con el argumento –no menos deleznable- de querer matar al Presidente.

La historia, oculta durante años, recuerda a los trabajadores y hasta niños en una excursión escolar alcanzados por la metralla infame de quienes escondieron su estupidez homicida tras el argumento de una pretendida oposición política.

Un año después, esa misma locura asesina –respaldada en el mismo argumento de la oposición política. fusilaría a un General de la Nación, a otros oficiales, suboficiales y civiles, en cuarteles, prisiones, comisarías y un basural.

Es difícil entender cuando los autores y cómplices de aquellas atrocidades y sus herederos reclaman diálogo de quienes fueron sus víctimas que, sin embargo, no lo niegan.

Sin ánimo de tirar más de la cuerda, vayan estas líneas como resumido homenaje.

El de la foto es el monumento a las víctimas de la locura homicida.